Recomendado

Cold Ischemia And Renal Graft Survival: A Paire...

Penile Foreign Bodies.

Actualización En El Diagnóstico Del Cap En Or...

Cistocele Escrotal Incidental. Signo De La Manc...

Biochemical And Histopathological Effects On Th...

0 votes
Antígeno Prostático Específico. Desde Sus Inicios Hasta Su Reconocimiento Como Biomarcador De Cáncer De Próstata.
Autor: T. Dellavedova.
Editorial: Archivos Españoles de Urología
5 páginas
Pago único: €14.88
Requiere suscripción: Académico
Tipo de publicación: Articulo
Follow this publisher

Comparte esta publicación:

Descripción:

El antígeno prostático específico (PSA por

sus siglas en inglés) es desde mediados de 1980 el

biomarcador más utilizado para medir riesgo presente

y futuro de desarrollar cáncer de próstata, para su detección

temprana y para medir respuesta a tratamientos

y detectar recidiva en todos los estadíos de la enfermedad.

Su desarrollo inicial nace de la mano de los avances

a fines de la década de 1960 de la inmunología, que

permitía la detección y estudio de antígenos de diferentes

tejidos y fluidos al ser éstos inyectados en conejos y

promover respuesta inmune.

Fue Rubin Flocks en 1960 el primero en investigar y descubrir

antígenos específicos de la próstata, encontrándolos

en tejido prostático benigno y maligno. Hara, un

forense japonés, encontró la “gama seminoproteína”,

que utilizó para detectar semen humano en casos de

violación, pero su hallazgo publicado en japonés no

tuvo difusión en la comunidad científica anglo-parlante.

En 1970 Ablin descubrió en fluido y tejido prostático lo

que llamó “antígeno prostático específico”, pero no lo

caracterizó ni describió.

Los investigadores Li y Beling, así como Sensabaugh, se

fueron aproximando en sus trabajos al actual PSA, pero

estaban también limitados por la tecnología disponible

en ese entonces.

El Dr T Ming Chu encabezaba un equipo de investigación

sobre cáncer de próstata en Nueva York, EEUU,

que publicó sus resultados en 1979; fue finalmente él

quien recibió la patente por el descubrimiento e identificación

del “antígeno purificado de próstata humana”

en 1984. Debido a estos trabajos en 1986 la Food

and Drug Administration (FDA), de EEUU, aprobó el uso

del PSA para monitoreo de recidiva post tratamiento.

Se conoció después que el PSA no era específico de

próstata sino que se encontraba en otros tejidos y fluidos,

pero si se reconoció que era específico de la especie

humana.

Trabajos posteriores de Papsidero y Stamey fueron

ampliando la indicación y utilidad del PSA, pero fue

Catalona quien lo utilizó por primera vez como marcador

para cáncer de próstata en 1991. Gracias a estos

avances, en 1994 la FDA autorizó el uso clínico del

PSA para detección temprana del cáncer de próstata.

Sobre el editor:

Revista Internacional de Urología indexada y peer-reviewed, fundada en 1944, dirigida a toda la comunidad científica. Aquí encontrarás las últimas novedades y hallazgos urológicos. Publicamos 10 números anuales.